Mucha gente contrata una consultoría con un famoso gurú online, le cobra una cantidad interesante y recibe sus 4 consejos típicos sin una hoja de ruta para aplicarlos…
Ahora tú puedes evitar que te pase a ti.

Si de algo estoy segura, es que no voy a venderte la típica consultoría, esto es una Auditoría que es lo que realmente provoca un verdadero cambio. Aquí no te dejaré ir con un montón de ideas en la cabeza, sin saber cómo empezar.

Algunos cuentan ideas y cobran, yo no.

Te propongo algo distinto y efectivo.

Algo que probablemente no hayas visto en ningún lugar, por la sencilla razón de que cuesta más hacerlo y resulta menos rentable.

Esto se traduce en poco atractivo para gurús, pero un mejor trato para ti.

Cómo funciona mi propuesta indiscreta:

1) Examino tu propuesta online

Revisaré todas las fugas de venta de tu página web, la estructura de cada página, sus textos, llamadas a la acción, los emails que envías cuando alguien se suscribe y todo lo que percibe un usuario desde fuera.

2) Hacemos una sesión por videollamada

En esta sesión te comparto mis conclusiones tras el análisis, me explicas los detalles que consideres necesarios, acordamos qué cosas quieres hacer y cuales no, para diseñar una hoja de ruta viable para ti.

3) Te envío la grabación de la sesión

Podrás ver todo lo que hablamos tantas veces como necesites, recurrir a la sesión más adelante si tienes alguna duda o lo que sea. Esto es realmente útil sobre todo en este tipo de sesiones con tanta información.

4) Recibes tu auditoría personalizada con...

Un documento con todo lujo de detalles que pondría un científico, pero en lenguaje comprensible para que lo entiendas tú y cualquier desarrollador si quieres delegarlo.

Ya te dije que esto no sería una consultoría al uso, sino mucho más.

Ahora puedes decidir entre 2 opciones:

Opción 1) Gastar tu dinero en publicidad, posicionar tu web o captar potenciales clientes en redes sociales, para que aterricen en una propuesta que no termina de cerrar ventas.

Opción 2) Invertir en optimizar tu propuesta online para conseguir cerrar más ventas volviendo así más rentable cada visita a tu página.

Lo mejor de la Opción 2 es que…

Si decides luego implementar la Opción 1, tendrás que invertir menos dinero en ella. Si consigues cerrar más ventas con las mismas personas, se multiplica el beneficio.

La base de todo negocio online debería ser su página web, si dejas todo tu trabajo en manos de las redes sociales o terceros pueden acabar contigo en cualquier momento.

Puedes invertir miles de euros en publicidad, posicionar tu sitio web, que te hagan entrevistas o lo que quieras, pero debes tener claro algo importante…

Si el lugar donde aterrizan las personas no es el adecuado, NO VENDERÁS.

Lo pongo en mayúscula y negrita, para que quede claro.

Sin sorpresas ni letra pequeña (que de eso ya hay mucho online).

La mayoría de buenos productos y servicios no venden online por tener una mala propuesta, ahora tú puedes ahorrarte el cometer ese error.

Aquí debería contarte todos mis argumentos para convencerte de que este servicio es lo que necesitas, pero no lo haré.

El motivo es sencillo, yo trabajo con gente que confía en mí plenamente y entiende el valor de mi criterio profesional.

Hay gente que me contacta porque ha visto mi contenido online, me ha oído en alguna entrevista, han visto una clase mía en alguna plataforma con las que colaboro o sencillamente alguien le ha hablado de mí…

En cualquier caso, para mí la confianza es clave en esta relación, por eso sencillamente dejaré la decisión en tus manos.

Auditoría reveladora: 497€
Pago seguro con tarjeta de crédito y precio con IVA incluido.
Ir arriba